Plata de Ley ¿Cómo reconocerla?

Cosas de Plata. ¿Qué debemos saber de la Plata?  

La plata de ley es la estrella de los regalos. Estamos ya a las puertas de las navidades y seguro que todos tendremos que comprar varios regalos para obsequiar a nuestros familiares y amigos. Es por ello, que hemos pensado en realizar este artículo para dar a conocer todo lo que debemos saber de la Plata. La plata en su estado natural es muy blanda y maleable. Digamos que es algo así como una plastilina, que podemos dar forma y moldear a nuestro antojo, pero que si la apretamos un poco se deforma. Bueno pues eso ocurre con la plata pura. Los artesanos no podemos trabajar con ella ya que al mínimo roce se aplasta. Además, tú jamás podrías lucirla, puesto que con tan sólo intentar ponértela, la deformarías. Para que esto no ocurra hay que mezclarla con otros metales y darle una mayor resistencia.

¿Qué significa Plata de Ley 925?

La “ley” es la proporción en peso en que el metal precioso puro entra en una aleación con otros metales. La pureza de la plata se mide en milésimas; así 1000 milésimas equivale a una pieza de plata 100 % pura. En el mercado se utilizan las siguientes leyes: 950, 925, 900 y 800. Y de ahí sale el famoso 925 o plata Sterling. En la mayoría de los casos la joyería en plata está hecha con plata de ley 925 porque, como he explicado en el párrafo anterior, la plata que se utiliza está mezclada con otro metal. El más utilizado es el cobre; es decir, 92.5 % de plata pura y un 7.5 % de cobre. El cobre a utilizar para hacer la aleación a plata Sterling o 925 debe de ser puro, el cual se conoce como electrolítico. Una fuente de cobre electrolítico es el cobre eléctrico que se usa para el embobinado de motores. El hecho de que lleve la marca 925 es una garantía de su composición y calidad. Así, en Bedeval - Arteconplata todas nuestras piezas están marcadas a no ser que por su reducido tamaño se corra el riesgo de mal formar la joya.

Diferencia entre Baño de Plata, Chapado en Plata y Plata de Ley

BAÑO DE PLATA

Cuando una pieza está bañada en plata (esto mismo es aplicable al oro), quiere decir que está realizada con un metal o aleación de metales y que posteriormente mediante un proceso de electrólisis, se le imprime un a ligera capa de Plata. Generalmente las piezas base se suelen hacer de níquel, cobre o latón.  Por ejemplo, para realizar un baño de plata a una pieza (por ejemplo de latón), introduciremos esta pieza base en una arqueta con solución de sales de plata y se le conecta uno de los polos de la batería, después introducimos en la arqueta una barra de plata a la que conectaremos el otro polo de la batería, se producirá entonces una reacción que “transportará” la plata de la barra hasta la pieza base y la impregnará. El grosor del baño de plata vendrá determinado por el tiempo que se prolongue este proceso de electrólisis. El grosor mínimo que debe tener la capa de plata para entender que se trata de un baño de calidad es de 0,002 milímetros, (2 micras) si es inferior, su escaso espesor hará que la capa de plata desaparezca en poco tiempo. El espesor del baño es un parámetro importante, ya que el baño se deteriora con el paso del tiempo y la exposición constante a agentes externos como, el sudor, las colonias, etc, por lo tanto cuanto mayor sea el grosor del baño, mayor será el tiempo de durabilidad en perfectas condiciones de la pieza.

CHAPADO EN PLATA

El proceso de chapado consiste en aplicar una placa de plata sobre el metal original de manera que quede recubierto. Este proceso tiene el inconveniente de que para que el resultado sea optimo solo puede realizarse sobre piezas que no tengas relieves ni texturas, es decir, lo más lisas posibles.

PLATA DE LEY

La Plata en estado puro, también llamada plata fina,  es un elemento químico (Ag) muy maleable, para poder trabajar con ella y elaborar piezas de joyería sin riesgo de dañarla. Debe endurecerse y para ello se rebaja generalmente con cobre, debido a que este metal le añade mucha resistencia y no afecta al color de la plata. La proporción que en esta mezcla de plata y cobre hay de cada uno de los elementos es la que determina la mayor o menor Ley. La legislación española, según lo recogido en la ley 17/1985 sobre Objetos Fabricados con Metales Preciosos identifica para la plata  999, 925 y 800 milésimas. Este número identifica la proporción de Plata y Cobre, de tal manera que, por ejemplo, la Plata de Ley 925 milésimas nos indica que para cada 1000 gr de Plata de Ley, 925 son de plata pura y los restantes 75 son de cobre. En las piezas debe ir marcadas las milésimas de Plata. Una Pieza cuyo porcentaje de plata fuera de un 90% de plata sería denominado Plata de segunda ley, y un producto que con menos del 80% de plata ya no sería Plata Legal.

COMPARTIR:
Dejar este campo en blanco (anti spam):

Deja tu comentario

Los comentarios son moderados y deben ser aprobados por el propietario