Cómo ponerte un brazalete de plata.

Aunque no se conoce exactamente cuando el hombre empezó a usar brazaletes o pulseras como adorno, sabemos que se ha usado desde la antigüedad más remota. Y que incluso hoy en día, los mejores artesanos de brazalete plata, aplican los diseños de culturas ancestrales. Los brazaletes, cuya palabra deriva de “braquio” que significa brazo, sigue siendo uno de los adornos más populares que existen.

En la actualidad la plata es el material más común con los que se realizan brazaletes y pulseras. Tendencia común de la mayoría de los fabricantes de cualquier tipo de brazalete plata. Normalmente los brazaletes de plata se encuentran diseñados sin ningún tipo de cierre y resulta difícil llegar a ponérselos. Hemos realizado una pequeña guía que te ayudará a lucir tu brazalete plata siempre que lo necesites.

Como ponerte adecuadamente tu brazalete plata

En primer lugar la mejor forma de ponerte un brazalete plata es ir subiendo poco a poco desde la parte interior de la muñeca enrollándolo. Es decir realizando un movimiento de rotación en lugar de tirar hacia arriba como se suele hacer normalmente. Esta es el principal paso para que llevar tu brazalete plata no suponga ningún estrés y termines dejándolo abandonado sin ponértelo. Sin olvidar comprar el brazalete de plata con un diámetro que venga bien al tamaño de su brazo. Advirtiendo que nunca deberá apretar demasiado la pulsera de plata ya que es un material que suele romperse con facilidad. No obstante si por equivocación compro un brazalete demasiado estrecho o ancho siempre podrá ajustarlo por medio de profesional del sector de joyería.

Algunos consejos importantes a la hora de ponerte un brazalete de plata

Si por algún motivo no puede quitarse el brazalete, pida ayuda algún profesional o persona con experiencia. Forzar el brazalete puede crear un punto débil que con el tiempo termine rompiéndose.

Si se va a poner un brazalete con piedras incrustadas tenga mucho cuidado a la hora de colocárselo. asegúrese de cubrir con la mano las partes más delicadas con el fin de protegerlas en el ajuste.

Un truco infalible es calentar el brazalete con sus manos antes de ajustárselo. Flotando la plata con las palmas de sus manos se dará cuenta que la plata ya no está tan fría y que se ha conseguido el objetivo. Le resultará más fácil colocarla.

Nunca doble demasiado el brazalete. Tanto la plata como el oro son metales, en realidad, metales bastante blandos que pueden llegar a romperse.

Puede ayudarse a quitarse la pulsera con alguna crema o aceite si ve que no sale lo bien que debería. De esa forma su brazalete sufrirá menos tensión. Pero no olvide limpiarlo bien antes de guárdalo. Cualquier resto de crema, jabón o la misma humedad pueden estropear su brazalete.

Siempre debe asegurarse que compra el tamaño de brazalete ideal para usted. Puede pedir consejo a los dependiente de la tienda de joyería.


COMPARTIR:
Dejar este campo en blanco (anti spam):

Deja tu comentario

Los comentarios son moderados y deben ser aprobados por el propietario